Colección BBVA

Colección BBVA

< Volver

Peseta

Gobierno provisional

Española

Madrid

1869

Peso: 4,97 g Módulo mayor: 23,22 mm Grosor: 1,60 mm

n.º inv. 2525
La crisis económica, política y social insostenible que sufre España y que caracteriza a los años 60 del siglo XIX acelera el deterioro del régimen de una Isabel II que se ve en la necesidad de hacer frente a varias revueltas. La última de ellas, la llamada Revolución de 1868 o “La Gloriosa”, acabaría definitivamente con su reinado.

Se formó entonces un Gobierno Provisional presidido por el general Serrano del que formaban parte entre otros el general Prim, el almirante Topete y D. Laureano Figuerola, ministro de economía, quien el 19 de octubre de 1868 firmó el decreto por el cual se adopta el nuevo sistema monetario decimal, siguiendo las directrices de la Unión Monetaria Latina de 1865, y se crea la peseta como unidad monetaria.

El término “Peseta” es un derivado lingüístico catalán para referirse a un peso pequeño. Las primeras monedas con la palabra peseta fueron acuñadas ya en Cataluña en tiempos de la guerra de independencia. Más tarde el término se haría muy común entre el pueblo durante el reinado de Isabel II quien también acuñó pesetas durante 1836 y 1837. Dichas monedas fueron utilizadas, entre otras cosas, para pagar a las tropas que luchaban por su causa. Es por ello por lo que a éstos, se les empezó a llamar “peseteros”.

Una vez elegido el nombre y para dar credibilidad a esta nueva moneda el gobierno hizo indicar en ella su peso y pureza. Esto se mantiene durante los cuatro primeros años. Posteriormente se retira dicha inscripción. El gobierno decide además centralizar toda la producción en la ceca de Madrid, origen de lo que es hoy la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre – Real Casa de la Moneda. Desde entonces se han acuñado en la Fábrica todas y cada una de las pesetas que han circulado hasta la aparición del euro.

La primera pieza, acuñada en 1869, fue la unidad. La moneda de una peseta. Nació con la leyenda de "Gobierno Provisional" en el anverso, en lugar de "España", que figurará en las siguientes acuñaciones y en los valores en plata. El motivo elegido fue la personificación de Hispania recostada entre los Pirineos y el Peñón de Gibraltar, inspirada en las monedas del emperador Adriano. Esta moneda fue grabada por Luis Marchionni, que, desde 1861, ocupó el cargo de grabador principal de la Casa de la Moneda de Madridy director de la Escuela de Grabadores. Con la reforma monetaria que da origen a la peseta se reanuda la tradición de hacer constar en cada moneda a los responsables de la precisión en el peso (Fiel de Balanza) y de la ley de los metales (Ensayadores). En este caso son: Donato Álvarez Santuyano, Rafael Narváez y Ángel  Mendoza Ordóñez (Fiel de Balanza).
 
Anverso: Alegoría yacente de Hispania con corona mural y rama de olivo en la mano derecha. Apoyada en los Pirineos tiene a sus pies el peñón de Gibraltar. Debajo, en exergo, iniciales del grabador (L.M) y fecha entre dos estrellas de seis puntas. Gráfila estriada. Encima leyenda: “GOBIERNO PROVISIONAL  *1869*”.
 
Reverso: Escudo bajo corona mural, cuartelado de Castilla, León, Aragón, Navarra y Granada en punta; flanqueado por columnas de Hércules con sendas filacterias con el lema PLUS-VLTRA. Gráfila estriada. Alrededor leyenda, marcas de ensayadores y valor: “200 PIEZAS EN KILOGRAMO UNA PESETA”.
 
 
 


La crisis económica, política y social insostenible que sufre España y que caracteriza a los años 60 del siglo XIX acelera el deterioro del régimen de una Isabel II que se ve en la necesidad de hacer frente a varias revueltas. La última de ellas, la llamada Revolución de 1868 o “La Gloriosa”, acabaría definitivamente con su reinado.

Se formó entonces un Gobierno Provisional presidido por el general Serrano del que formaban parte entre otros el general Prim, el almirante Topete y D. Laureano Figuerola, ministro de economía, quien el 19 de octubre de 1868 firmó el decreto por el cual se adopta el nuevo sistema monetario decimal, siguiendo las directrices de la Unión Monetaria Latina de 1865, y se crea la peseta como unidad monetaria.

El término “Peseta” es un derivado lingüístico catalán para referirse a un peso pequeño. Las primeras monedas con la palabra peseta fueron acuñadas ya en Cataluña en tiempos de la guerra de independencia. Más tarde el término se haría muy común entre el pueblo durante el reinado de Isabel II quien también acuñó pesetas durante 1836 y 1837. Dichas monedas fueron utilizadas, entre otras cosas, para pagar a las tropas que luchaban por su causa. Es por ello por lo que a éstos, se les empezó a llamar “peseteros”.

Una vez elegido el nombre y para dar credibilidad a esta nueva moneda el gobierno hizo indicar en ella su peso y pureza. Esto se mantiene durante los cuatro primeros años. Posteriormente se retira dicha inscripción. El gobierno decide además centralizar toda la producción en la ceca de Madrid, origen de lo que es hoy la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre – Real Casa de la Moneda. Desde entonces se han acuñado en la Fábrica todas y cada una de las pesetas que han circulado hasta la aparición del euro.

La primera pieza, acuñada en 1869, fue la unidad. La moneda de una peseta. Nació con la leyenda de "Gobierno Provisional" en el anverso, en lugar de "España", que figurará en las siguientes acuñaciones y en los valores en plata. El motivo elegido fue la personificación de Hispania recostada entre los Pirineos y el Peñón de Gibraltar, inspirada en las monedas del emperador Adriano. Esta moneda fue grabada por Luis Marchionni, que, desde 1861, ocupó el cargo de grabador principal de la Casa de la Moneda de Madridy director de la Escuela de Grabadores. Con la reforma monetaria que da origen a la peseta se reanuda la tradición de hacer constar en cada moneda a los responsables de la precisión en el peso (Fiel de Balanza) y de la ley de los metales (Ensayadores). En este caso son: Donato Álvarez Santuyano, Rafael Narváez y Ángel  Mendoza Ordóñez (Fiel de Balanza).
 
Anverso: Alegoría yacente de Hispania con corona mural y rama de olivo en la mano derecha. Apoyada en los Pirineos tiene a sus pies el peñón de Gibraltar. Debajo, en exergo, iniciales del grabador (L.M) y fecha entre dos estrellas de seis puntas. Gráfila estriada. Encima leyenda: “GOBIERNO PROVISIONAL  *1869*”.
 
Reverso: Escudo bajo corona mural, cuartelado de Castilla, León, Aragón, Navarra y Granada en punta; flanqueado por columnas de Hércules con sendas filacterias con el lema PLUS-VLTRA. Gráfila estriada. Alrededor leyenda, marcas de ensayadores y valor: “200 PIEZAS EN KILOGRAMO UNA PESETA”.